Taller de Redacción


PRIMERA PARTE:
- Introducción
La importancia de Escribir
La Redacción y la Gramática
El lenguaje como medio de expresión
Cuestiones Gramaticales

SEGUNDA PARTE:

Las Reglas y el uso de punto y coma
Verbo y Sujeto: El enunciado.
El adjetivo, el adverbio y otros escollos

CLARIDAD Y ORDEN
Elementos de la oración o frase.
Construcción lógica: el orden de las palabras y de las ideas.
Variedad y tamaño de los textos: breves y ampulosos.

EL LENGUAJE
El arte del lenguaje
El arte de escribir y sus técnicas
La información, la noticia y el artículo de opinión


LA NARRACION Y SU TECNICA
Qué es narrar y las leyes de la Narración
Elementos de la Narración:
- Tipos
- Acción
- Ambiente
Estilos en la Narrativa.
Orígenes de la Narrativa
Tendencias actuales en la Narrativa.


RECURSOS LITERARIOS
La imaginación
Los apuntes y las notas
La creación de escenarios y personajes.

INTRODUCCION

LA IMPORTANCIA DE ESCRIBIR

El hombre se distingue de los animales por su capacidad de raciocinio la cual la expresa por medio del lenguaje: existen dos tipos de lenguaje, el hablado y el escrito. Desde pequeños, nuestros progenitores se encargan de transmitirnos este conocimiento básico que conocemos como habla, y que es característico de humanos que se congregan en un territorio, siendo así que pueden ser fácilmente identificados por el idioma que hablan y por sus costumbres.
El lenguaje escrito requiere de una mayor habilidad mental y para eso es preciso que alguien nos guíe para poder aprenderlo: básicamente consiste en una serie de símbolos a los cuales se les otorga sonidos, constituyendo así un código de referencia para representar las cosas del universo. A dichos símbolos los conocemos con el nombre de palabras, y se pueden hacer divisiones minuciosas de ellas para su mejor estudio y comprensión, como veremos más adelante, y esto da origen a los gramemas, morfemas y fonemas, entre otras estructuras comprendidas en la gramática.
Pero no nos adelantemos: la maravilla de contar con un medio de expresión como lo es el lenguaje, nos hace estar a la vez conscientes de la importancia de aprenderlo a fondo y poder manejarlo con fluidez, todo esto, tendiente a tener o establecer una mejor comunicación con los otros seres que nos rodean.
De ahí decimos LA IMPORTANCIA DE ESCRIBIR se inicia desde nuestros primeros años de vida, al estar por vez primera dentro de un salón de clases, con un profesor al frente que nos trata de enseñar los trucos para aprender a leer y a escribir, elementos fundamentales en nuestra vida, ya que como suele decirse, no hay peor ciego que el que no ve, se podría decir que no hay peor ciego que el que no sabe leer, ni hombre menos afortunado que aquel que no conozca los secretos del bien escribir.
Redactar significa compilar o poner en orden, de ahí que redactar bien, es tratar de construir una frase con exactitud, originalidad, concisión y claridad.
Ultimamente, en varios sectores de la sociedad se ha pretendido minimizar la importancia que tiene el saber escribir con exactitud y claridad. También, se ha visto el abuso de varios escritores, al redactar sin ningún tipo de regla y utilizando libremente las palabras, incluso aquellas del dominio popular, para llenar los espacios en blanco de novelas, poemas o de artículos, restando importancia al lenguaje en cuanto a su uso en forma precisa y por demás elegante.
Estamos conscientes de que el lenguaje es un medio de comunicación evolutivo, dinámico, y que continuamente está sufriendo cambios ya sea por añadidura de nuevas palabras o por supresión o modificación de otras, sin embargo, en este lento proceso de cambios que incluso puede durar siglos, seguimos insistiendo en la importancia de utilizar, hasta donde nos sea posible, un tipo de lenguaje que sea en primer lugar preciso y claro, ya que siendo este un medio de expresión y comunicación, mientras más ambiguo o confuso, menos podrá decirse que cumple con su función. También somos de la opinión que debemos ser cautos en la utilización de vocablos incluidos en el lenguaje popular y las famosas llamadas malas palabras, sobre todo en el momento de querer redactar con un fin preciso.
Es decir: ante la duda, pongamos la importancia de redactar con orden y claridad nuestros pensamientos, sobre las modas que puedan existir acerca de las diferentes maneras de expresión.
Y estemos seguros que si le damos la verdadera importancia a escribir, este se convertirá en todo un arte que podremos desarrollar para el deleite de nosotros mismos y de nuestros lectores.

Mayo 2002.
Maestra Safo De la Cruz
Filosofía y Letras.


LA REDACCION Y LA GRAMATICA

Como veíamos en el apartado anterior, el arte de redactar o de escribir bien, está íntimamente ligado a la gramática.
“La Gramática es el estudio y la descripción de las estructuras sintácticas, morfológicas y fonéticas de una lengua( Larousse, diccionario de definiciones)
La Lengua es un sistema abstracto de signos lingüísticos que usamos para comunicarnos y funciona como un código.
Al aprender las reglas incluidas en la gramática, nos acercamos al correcto uso de las palabras, con lo que pretendemos expresarnos con la mayor exactitud posible.
Veamos un ejemplo para ilustrar lo dicho: No es lo mismo escribir “ El señor Pérez tiene dolor de cabeza”, que decir, “ Pérez señor cabeza el tiene dolor de “. En la primera oración, nos damos cuenta de la idea inmediatamente gracias a la secuencia lógica de las palabras que hemos colocado. El Señor, sirve aquí como sujeto, y va al principio; posteriormente colocamos el nombre del señor, para especificar que se trata del Señor Pérez y no de cualquier señor, con lo que también le sirve a nuestro cerebro para identificar al sujeto. En medio, utilizamos el verbo tener en presente de tercera persona, para indicar que el Señor Pérez posee eso que vamos a decir a continuación. Y por último, en el complemento de la oración, agregamos “ dolor de cabeza”, con lo que terminamos de expresar en forma completa, clara y precisa nuestra idea.
No sucede así con el segundo enunciado, en donde por no respetar el orden gramatical, prácticamente se nos hace difícil entender qué es lo que nos están diciendo.
Como éste, existen numerosos ejemplos para reforzar la idea de la importancia de las reglas gramaticales en el lenguaje escrito, sólo nos queda añadir una anécdota del dominio popular para redondear la imagen de la relación entre redacción y gramática:
Cuentan que un día un señor muy acaudalado, pero poco instruido, murió dejando un testamento redactado en los siguientes términos: “Dejo mi herencia a mis hermanos no a mis hijos tampoco a mi mujer de ninguna manera al estado sí en pleno uso de mis facultades mentales Hernán Gómez “.
Como podemos observar, este breve texto tiene la característica de carecer de signos de puntuación, con lo que se presta para que cada uno de los herederos, le dé la puntuación conveniente y se lleve el total de la herencia. Si deseas comprobarlo, escribe nuevamente el texto, y ve colocando los puntos y las comas necesarias para la interpretación final.
Bien, una vez comprendida la importancia de la gramática en el arte de escribir bien, pasemos al siguiente punto y recuerda, la gramática no es solo cosa de lingüistas y eruditos, en cierta forma, hasta los más iletrados la tienen que saber utilizar, aunque sea de manera empírica, por tal motivo, si se tiene la suerte de poder aprender los trucos y las reglas gramaticales, podremos convertirnos en mejores escritores, alejando el miedo de considerar a la gramática como algo pesado y aburrido.

CLASICOS EN LA LITERATURA


EL LENGUAJE COMO MEDIO DE EXPRESION

El instrumento principal del escritor es la palabra: el medio de comunicación o de expresión por el cual el escritor hace llegar sus ideas y sus pensamientos es el lenguaje.
No todas las personas poseen el mismo caudal de palabras, pero aquellas que sepan utilizarlas con mayor precisión son también las que mejor se darán a entender.
Los pensamientos y los estados de ánimo de los seres humanos, no siempre están bien definidos, es por eso que utilizamos el lenguaje, el cual contiene palabras con las que podemos expresar con exactitud lo que sentimos o lo que pensamos.
La misión del escritor no es solamente la de darse a entender, sino la de hacerlo en la forma más clara y precisa posible, con lo que estará utilizando al máximo la capacidad del ser humano para expresar ideas y sentimientos en un momento dado.
El escritor también buscará un estilo de cómo decir lo que siente y lo que piensa, mismo que podrá desarrollar sobre todo leyendo a los grandes autores que le han precedido.
Por eso, recomendamos LEER para aprender a ESCRIBIR BIEN, pero no cualquier lectura, tampoco a cualquier autor.
En principio, es necesario conocer los escritos antiguos como parte del contexto histórico, y reconocer que han existido cambios morfológicos y etimológicos en las palabras que componen el lenguaje; por eso recomendamos la lectura de los romances y las gestas de Castilla que datan del siglo XIII y XIV, para darnos una idea del nacimiento de nuestra lengua, el Español, tal y como la conocemos actualmente.
Posteriormente, es bueno continuar con la lectura de la literatura hispana, pasando por los grandes maestros como fueron Manríquez, Cervantes, Lope de Vega, y continuando con Quevedo y otros grandes del siglo de Oro Español de las Letras.
Y para no encajonarnos con pura literatura española, leer a los clásicos, desde la Iliada y la Odisea de Homero, hasta los Miserables de Víctor Hugo: Afortunadamente hay mucho de dónde escoger. La Humanidad Literaria nos ha legado con un tesoro incalculable constituido por miles y miles de páginas bien escritas, y sólo tenemos que ser un poco selectivos, abrir un libro y empezar a aprender a escribir.

Maestra en Filosofía y Letras
Safo De la Cruz.

TALLER DE REDACCIÓN

SEGUNDA PARTE

USO DEL PUNTO Y DE LA COMA

¿ En verdad existen reglas de puntuación? Leyendo a los grandes escritores, nos damos cuenta que cada uno sigue reglas diferentes: en donde uno pone punto, otro pone punto y coma, y en donde otro coloca dos puntos, éste le ha puesto un punto solamente…En realidad se nos antoja pensar que en esto de las reglas de la puntuación hay mucha flexibilidad, y en verdad así es, sólo que nos es conveniente a nosotros, como escritores incipientes, el aprender algunos, diremos, trucos y aplicarlos en casos prácticos para hacernos dueños del uso del punto y de la coma.

El genio del artista creador sale de las estrechas manos de las reglas para dar, de todas formas, lugar a las obras de arte literarias que todos admiramos. Ahí tenemos el ejemplo del novelista James Joyce, que en su obra Ulisses se inserta al final un capítulo sin un solo signo de puntuación. El resultado es el mareo del lector, sin que esto demerite la obra en cuestión.

Por otro lado, también se ha hablado de la psicología al momento de puntuar: es una necesidad los signos y los puntos para dar pausas y expresar emociones, por lo que estaremos finalmente convencidos que aprender lo que a continuación leerán, nos servirá para poder transcurrir en esa carretera en blanco llamada hoja de papel, con el menor peligro de sufrir un accidente y con la seguridad de ir avanzando.

PRINCIPALES USOS DEL PUNTO Y DE LA COMA

A)LA COMA.
- Sirve para separar elementos análogos de una serie, sean palabras, frases u oraciones.
EJEMPLOS: Encantador, alegre, altivo, enamorado.
No sucedió nada, ni le sucedió a él, ni a mí tampoco.
- También separa elementos que tienen carácter incidental dentro de la oración
EJEMPLOS: Madrid, la capital, es una ciudad llena de historia.
Ella, entonces, hizo un alto para decirme que me amaba.
Yo, si me lo proponen, soy capaz de cambiar al mundo.
Octavio Paz, que era poeta, escribió también numerosos ensayos.
Hace dos años, me parece, mi vecino se fracturó la pierna.
- Se utiliza para facilitar la respiración al momento de la lectura.
EJEMPLOS: Los autos, las combis y las peseras, arrancaron al mismo tiempo.
Los tulipanes, las margaritas, los jazmines y las rosas, crecen en mi jardín.
- Después de un vocativo, siempre va una coma:
EJEMPLO: Julia, ven en seguida.
Carmen, entra rápido.
Carlos, no te vayas tan aprisa.
- Para aclarar el sentido de la oración en términos explicativo y determinativo
EJEMPLO: El chofer, muerto de miedo, frenó ante el obstáculo.
Las niñas, que estaban en el patio, echaron a correr.
- En las oraciones elípticas, hay que poner coma en lugar del verbo.
EJEMPLO: Pedro era simpático; Manuel, antipático.
Carla era inteligente; Beatriz, un poco tonta.
- Para separar dos ideas que, de estar unidas, darían lugar a confusión.
EJEMPLO: A Isabel le gustaba bordar, y planchar no era de su agrado.
B) PUNTO Y COMA
- Sirve para separar oraciones entre cuyo sentido hay proximidad, y en ocasiones, frases largas en serie.
EJEMPLO: Amo las tardes de lluvia en las que no tengo nada que hacer; las tardes
calladas en las que el tiempo transcurre sin dejar huella en mi mente; los ocasos que
se cierran antes de que llegue el anochecer; esos instantes amo…
- También se usa para separar periodos relacionados entre sí.
EJEMPLO: Todo lo contrario de lo que usted piensa; pedante y lengua suelta.
- Y para evitar confusiones en un periodo o frases:
EJEMPLO: El primer capítulo me llamó la atención; el segundo, más aburrido;
el capítulo tres francamente fatal…
C) EL PUNTO
- Se utiliza para separar oraciones cuando los pensamientos o contenidos,
aunque relacionados, no lo están de manera inmediata.
EJEMPLO: Mexicanos en un encuentro de poetas americanos.
La palabra germina dentro de sus gargantas. Los oídos se abren para escucharlos cantar…

D) DOS PUNTOS.
- Su mayor utilidad se encuentra para indicar que, tras ellos, viene una enumeración.
También se usa cuando la primera frase tiene su consecuencia en la segunda y finalmente,
para citar o transcribir lo dicho por una persona.
EJEMPLOS: Los representantes en México del movimiento poético modernista
fueron: Amado Nervo, González Martínez y Salvador Díaz Mirón.
No me puede acusar de impaciente: el tratamiento a tiempo, es uno de mis derechos.
Al entrar en la sala de audiencias me dijo:
“ Esta es su última oportunidad para aclarar el caso”.
E) PUNTOS SUPENSIVOS
- Dan la impresión de vaga continuidad, duda o inseguridad, pero no se debe abusar
de ellos en un texto.
EJEMPLOS: Sí, la amo mucho, pero…
Estaría bien que te quedaras, pero si tienes que marcharte…
No me decidía a estrechar la mano de un…sidoso.
Los grandes del Barroco en México fueron Sor Juana, Juan Ruíz
de Alarcón y…
F) SIGNOS DE INTERROGACIÓN Y EXCLAMACIÓN
- Su nombre indica como auxiliares para dar un sentido ya sea de pregunta o de
admiración a la frase u oración. Su uso no excluye el uso de otros signos,
y frecuentemente van seguidos de una coma.
EJEMPLOS: - ¿ Desde cuándo te mudaste a España?, preguntó Fernando.
¡ Es increíble tanta sinvergüenzada¡-
¿ Cuánto obtuviste en tu último examen de matemáticas?, yo obtuve un diez.
¿ Ya te aprendiste todas las reglas de puntuación que llevamos en el repaso?
G) EL PARÉNTESIS Y EL GUIÓN
El guión sirve para separar, dentro de una oración, elementos incidentales,
y el paréntesis tiene la misma función, nada más que nos indica una mayor separación
entre las ideas.

EJEMPLOS: ¡Mundo de Porquería!- Exclamó Javier al levantarse esa mañana-
Y luego agregó, como para sí mismo: Si he de matar a alguien, prometo
ser yo mi primera víctima.
En un mundo donde la globalización nos ha tocado( específicamente a todos los
países del orbe) es necesario aceptar las políticas que esto implica….
H) LAS COMILLAS
- Se usa para destacar o resaltar un nombre o una frase; igualmente,
no hay que abusar de su uso
EJEMPLOS: Son obras conocidas de Rubén Darío: “El Pájaro Azul”,
“La Ninfa” y “El Velo de la Reina Mab”
El movimiento estético conocido como “Neoclasicismo” no fue otra cosa sino el
retorno al arte clásico grecolatino.

Bien, hasta aquí hemos terminado con las principales reglas de los signos de puntuación.
En la próxima entrega,
veremos el tema Verbo y sujeto y el enunciado

¡Hasta entonces¡

RECOPILACIÓN DE DATOS: Maestra en Letras Safo de la Cruz.

Julio de 2002.

Llave
Autor: Mauricio Vega


VERBO Y SUJETO:EL ENUNCIADO

El verbo, según el diccionario de la Real Academia Española, es una parte de la oración que designa estado, acción o pasión.
La función principal del verbo en la frase es la de afirmar algo acerca del sujeto. Las cosas no están inertes: la vida es movimiento, continua actividad y dinamismo. Por eso, las palabras con que designamos las cosas nos interesan en relación con dicho movimiento.
Por ejemplo: el perro corre, bebe, ladra, muerde, come, duerme.
Estas palabras, corre, bebe, ladra, muerde, come, duerme, etc. , son las
que nos dicen cómo viven las cosas, los objetos, los seres vivos en este mundo.
Pues bien, las palabras que expresan lo que les ocurre a las cosas son los verbos. Ahora pasemos a revisar algunas características de la construcción verbal española:

a) VERBOS AUXILIARES:
Haber y Ser: Es muy común el uso del verbo HABER en el idioma Español en
comparación con otras lenguas que prefieren el verbo SER.
Por ejemplo: En francés se dice Juan es muerto, Jean est mort, en cambio, nosotros
: “ Juan ha muerto”. Otra característica verbal en nuestro idioma es el matiz diferencial entre estos dos
verbos, por ejemplo, no es lo mismo decir ser un enfermo que estar enfermo.
No es lo mismo ser enamorado que estar enamorado.

b) EL INFINITIVO:
En español, se distingue gran variedad de uso del infinitivo ( ar, er, ir) de los verbos,
los cuales se usan en ocasiones como verbos y otras como sustantivo.
Por ejemplo: “ El comer mucho no me sienta bien” “ me canso al subir”, “
Ya es hora de ir”, Leo para aprender”, “ De tanto trabajar cayó enfermo”, etc.

c) EL GERUNDIO:
Se usa en forma correcta e incorrecta: La bien empleada es en los siguientes casos:
El gerundio modal, por ejemplo: “ Llegó cantando”.
El gerundio temporal: Por ejemplo, Vi a Pedro paseando”. “Estando solo,
me alcanzó la tormenta”.
El gerundio que indica acción, por ejemplo: Alzando la mano, la dejó caer con toda
su fuerza sobre el escritorio”
El gerundio condicional: Por ejemplo, “ Habiéndolo ordenado nuestro padre,
habrá que obedecerlo”.
El gerundio causal. Ejemplo: Conociendo su orgullo, no puedo creerlo”.
El gerundio concesivo: por ejemplo, “Lloviendo a cántaros”.
El gerundio explicativo: “ El chofer, viendo que se atravesaba una persona,
no pudo frenar a tiempo”

El gerundio incorrecto es cuando decimos: “ Llego sentándose”, porque no se pueden
realizar las dos cosas a la vez, o sino, “ nació siendo hijo”,
”una caja conteniendo”, en lugar de una caja que contiene.
Un árbol floreciendo, en lugar de un árbol floreciente
. “El asaltante huyó siendo detenido”, en lugar de “El asaltante huyó
y fue detenido cuando intentaba subir una barda…”

d) TIEMPOS DEL VERBO:
Los principales y más utilizados son el Presente, el Pasado y el Futuro.
El presente indica una acción en el presente, por ejemplo: Yo canto.
En los tiempos pasados, hay un tiempo pretérito, que se refiere a un pasado remoto:
por ejemplo, Yo amé a María.
El tiempo pasado perfecto, es el que hace alusión a un pasado visto desde el presente,
por ejemplo: He querido a María.
El pasado imperfecto, indica una acción que está sucediendo en el pasado,
es decir, como un presente en el pasado,
por ejemplo,” Ella cantaba.” Sólo llovía”, etc.
Los pasados compuestos se forman con la ayuda del verbo auxiliar HABER,
por ejemplo:
Yo había salido cuando tú llegabas.
El nunca había estado ahí previo a la guerra.

Otro tiempo, de gran valor literario, es el llamado PRESENTE HISTÓRICO,
que se caracteriza por actualizar los tiempos pasados, convirtiéndolos en presentes
para el lector, aproximándolo así a la escena que se narra.
Por ejemplo:
Aquella organización favorecía sus propósitos de huelga, y cuando ya estaban decididos
a actuar, ven acercarse al delegado principal con la pancarta en la mano.
Indecisos, los nuestros se ocultan en espera del resultado de la confrontación…
La buena chica va cantando, ignorante del peligro…

En la actualidad, el modo SUBJUNTIVO se emplea poco, por ejemplo:
“si hubiera amado a Juan” “ Si fuere necesario” “ Si leyera ese libro”, etc.
En lugar de eso, es más común escuchar:
“Si amara a Juan”, “Si es necesario”, “Si leo ese libro”, etc.
Hasta aquí, hemos hecho un resumen del uso del verbo para expresar la acción
del sujeto dentro de una oración o enunciado.

Recopilación de datos.
Maestra en Letras :Safo de la Cruz.
Agosto de 2002.

Par de Ojos
Autor: Mauricio Vega


EL ADJETIVO, EL ADVERBIO Y OTROS ESCOLLOS

Los adjetivos son palabras que modifican a los nombres sustantivos, determinándolos o calificándolos. Por ejemplo: Traje nuevo. Avión gris, Este libro. etc.

Los adverbios, son las palabras que modifican a los verbos, a los adjetivos o a otros adverbios. Ejemplo:
Un tren marcha muy rápidamente.
Animales terriblemente hambrientos.
Erica vive muy lejos.
Cuando utilizamos los adjetivos, en primer lugar tenemos que fijarnos que éstos tengan concordancia: Por ejemplo,
En plural: Son necesarios mucho dinero y mucha paciencia.
En singular: Es necesario mucho dinero y mucha paciencia.
En segundo lugar tenemos la colocación del adjetivo: Hay lenguas, como la germánica que antepone el adjetivo al nombre. Por ejemplo:
Un negro caballo.
En español, usamos el adjetivo antes, sólo para recalcar alguna cualidad. Veamos, Un bello paisaje.
Aunque, por lo general, en nuestro idioma es más común escribir o decir primero el nombre, y posteriormente colocarle el adjetivo, así tenemos:
Un corcel blanco,
Una Manzana roja,
Los calcetines agujerados.
Del ADVERBIO, tenemos como regla general, que ha de ir lo más cerca posible de la palabra que modifica, así tenemos:
Escribe maravillosamente.
Se expresa correctamente.

OTROS ESCOLLOS:

Mencionaremos brevemente el uso de deber y deber de.
Por ejemplo: No es correcto decir, El alumno debe de corregir las faltas,
sino: El alumno debe corregir las faltas.
Otro tropiezo al escribir frecuentemente es el uso de por que y porque.
Porque es una conjunción casual, equivalente a ya que o a pues y sirve de eslabón
explicativo entre dos oraciones integrantes. Por ejemplo:
No voy porque no tengo tiempo.
Vendrá esta noche porque así lo ha prometido.
Por que: Es un compuesto de la preposición por y del relativo que. En este caso, se
puede sustituir por el relativo cual. Por ejemplo:
Esa es la razón por la que fue suspendido,
Esa es la razón por la cual fue suspendido.
Por qué. Es interrogativo, ejemplo:
¿ Por qué no me entiendes?
Porqué Es el anterior ejemplo, sustantivado, así se dice:
No entiendo el porqué de su negativa.

Bien, hasta aquí hemos repasado la clase correspondiente al mes.

Hasta la próxima y espero hayan aprendido.

RECOPILACIÓN: Maestra en Letras SAFO DE LA CRUZ.
Septiembre de 2002.

CLARIDAD Y ORDEN AL ESCRIBIR

Hoy vamos a tocar un tema muy importante para la buena redacción: La claridad y el orden. Recientemente, se han tratado de imponer modas en nuestro lenguaje, en donde aparentemente no importa la claridad ni la construcción lógica de nuestras oraciones; el resultado ha sido una desastrosa manera de escribir, con lo cual se ha aumentado la incomprensión, el cansancio y el tedio del lector. No nos queda de otra sino regresar a las reglas básicas que se encuentran ya instituidas en nuestro pensamiento, para que podamos lograr una escritura clara y con una secuencia comprensible
para la mayoría de nuestros lectores. Empecemos con los elementos de la oración o frase: tradicionalmente la oración, estructura completa del pensamiento, consta de dos miembros que son el sujeto y el predicado: Por ejemplo: Pedro está siempre cansado. En donde Pedro es el sujeto y lo que se dice de él es el predicado. El predicado suele contar con un verbo y uno o varios complementos. También puede expresarse únicamente en forma verbal, por ejemplo: “ El tiempo corre” Ahora veamos la definición de FRASE: Se le considera frase, a la menor unidad de lenguaje en sentido completo: Por ejemplo, “Oigo voces” El Puerto de Veracruz”. Para que las frases y oraciones tengan sentido para el lector, se necesita realizar algo llamado CONSTRUCCIÓN LOGICA: Esto se refiere al orden de las palabras y al orden de las ideas. Veamos ejemplos para reforzar estos conceptos: Si queremos destacar la importancia del deporte y del ejercicio en nuestras vidas, podríamos escribirlo de las siguientes maneras: Debemos adquirir el hábito de hacer deporte desde la juventud. Que sería la forma más adecuada por la claridad al colocar el sujeto” debemos”, luego el verbo, “hacer, y por último el complemento. Otras formas de expresarse serían:
“ Debemos adquirir, desde la juventud, el hábito de hacer deporte”
o bien, “ Desde la juventud, debemos adquirir el hábito de hacer deporte”
Si analizamos las tres oraciones, la primera nos da una idea clara e inmediata
de lo que quiere decir el que la escribe; en la segunda, titubeamos un poco,
con las comas separativas, pero se entiende, y en la tercera, nos da la idea
primero de la juventud, lo que puede confundir al principio en la mente del lector.
En sí, las frases u oraciones se pueden construir de diversas maneras, pero mientras
más estemos apegados a la construcción lógica de las palabras aunadas a la de las ideas,
escribiremos mejor ya que para nuestro lector le será más fácil captar lo que hemos
querido decir. Para la próxima entrega veremos:
EL PERFIL PSICOLÓGICO DEL IDIOMA ESPAÑOL,y la variedad y el tamaño de los textos, breves y ampulosos, temas no solamente interesantes sino apasionantes y que nos ayudará a entender porqué las diferencias entre un escritor mexicano y uno ruso, por decir algo, o entre un Azorín o Pérez Galdos y un Víctor Hugo.

Bien, suerte y a seguir aprendiendo.

Recopilación de datos: Maestra en Letras Safo de la Cruz.
Octubre de 2002.

La Rana en la Mano


PERFIL PSICOLOGICO DEL IDIOMA ESPAÑOL

El perfil psicológico del español es muy peculiar, por ejemplo, en cuanto al orden de las palabras, el idioma francés es el que mejor se acomoda al orden lógico, en cambio, en el idioma español, existe una marcada tendencia a anteponer la palabra más expresiva, siendo también frecuente el invertir los elementos en la frase para tal efecto.

La anteposición más característica en el español es la del verbo, que tiende a ocupar el primer lugar en la oración: por tal motivo no es incorrecto decir; llegó Mariana antes que nadie. Otros ejemplos son: No pensé en ello, en donde pensar es más importante que lo que sigue. También, cuando decimos, creo yo que es así… estamos destacando el verbo creer sobre el resto del enunciado, lo que hace que le pongamos una mayor viveza a las ideas.

Por eso, el español es considerado por algunos lingüistas como un idioma con escasa gramaticalización: Esto consiste en lo siguiente:

- Existe gran libertad en el orden de las palabras.
- La posibilidad de usar el sustantivo sin ayuda de artículos determinativos.
- Posibilidad de usar un verbo sin pronombre o sujeto.
- Escasa contracción de artículos y proposiciones
- Poco uso de preposiciones vacías y
- Poca frecuencia de palabras de refuerzo.

El idioma español también se caracteriza por proceder directamente del habla popular de los pueblos de Castilla. A diferencia de otras lenguas como el latín, el cual deriva directamente de la parte culta de la población, o del francés, que procede del buen sentido idiomático de los hablantes, el español tal cual era hablado por los castellanos se ha transmitido, con escasa resistencia de los propios escritores, quienes han adoptado como propia el habla popular.

Otro rasgo relevante de la sicología del idioma español es la AFECTIVIDAD. Predomina en el idioma español una fuerza afectiva que se traduce en la abundancia de apreciativos, como lo son los diminutivos, los aumentativos y los despectivos. También hay que señalar la abundancia de formas exclamativas, como son las expresadas por medio de interjecciones, comillas y las propias maldiciones. Así mismo, existen las inversiones en el orden de las palabras por causas afectivas aún más importantes que el orden lógico: la reduplicación de adverbios y pronombres para reforzarlos y las variantes en la entonación y en el gesto al hablar.

Como ya habíamos dicho, siendo el verbo muy importante en la oración o frase, es de esperarse que en el idioma español predomine la acción y el dinamismo: por ejemplo, los verbos andar, vivir y estar, que se utilizan con impresionante precisión, no es lo mismo ser enamorado que andar enamorado, o bien, vivir de la nada o vivir de nada, o decir, estar rondando o estar cazando. Otros verbos muy precisos son estar, ser, haber y tener.

Y PARA TERMINAR EL AÑO VEAMOS EL SIGUIENTE TEMA:

VARIEDAD Y ARMONÍA

Existen Dos tipos de textos al escribir: los breves y los amplios. Lo breve no necesita de mayor explicación, sin embargo lo ampuloso sí. Este último se refiere al texto que resulta de escribir innumerables frases, una tras de otra, haciendo muy grande lo escrito. Para un escritor con un estilo bien definido, este tipo de escritos no suele tener dificultades, pero dado que nuestra intención al escribir siempre será la de no marear al lector y facilitarle en lo posible el entendimiento de lo escrito, recomendamos sobre todo para el escritor novel, cautela y mesura, combinando una frase larga con una corta, con lo que se logrará la variedad y la armonía necesarias para embellecer nuestros textos.

Bien, hasta aquí terminamos los primeros seis meses del curso de redacción, espero que juntos hayamos avanzado en nuestros conocimientos acerca de este apasionante tema y que también hayamos mejorado nuestra forma de escribir, desde una carta o un simple enlistado, hasta los primeros pinitos en narrativa.

Gracias, y felices fiestas de navidad y año nuevo.

Maestra en Letras Safo de la Cruz.
Noviembre- diciembre 2002.

LA ELEGANCIA EN EL LENGUAJE
Y EL ARTE DE ESCRIBIR

Iniciamos el año con una nueva etapa en el aprendizaje sobre el buen escribir y los secretos de la correcta redacción: Las reglas principales para conseguir la mejor expresión escrita son la precisión, el orden y la claridad en los textos. ¿ En qué consiste el arte de escribir? ¿ Cómo exponer y desmenuzar los secretos de los procedimientos de estilo? Técnicamente, el arte de la composición puede ser enumerado en lo siguiente: Antes que nada, la construcción correcta de la frase, gramaticalmente hablando, y la armonía.
Para lograr esto, se deben de seguir ciertas reglas: en primer lugar, se debe dar prioridad al complemento más corto, tenemos un ejemplo: “Corran lo más rápido que puedan para alcanzar la meta”, en lugar de decir: “Corran, para alcanzar la meta, lo más rápido que puedan”. Tampoco se debe terminar una frase con la expresión más corta. Por ejemplo: “He clasificado todas las mariposas que atrapaste según su especie”, en lugar de: “He clasificado todas las mariposas según su especie que atrapaste”.
Otros vicios muy comunes son la cacofonía, la monotonía, las repeticiones inútiles, las asonancias y las consonancias. La cacofonía se refiere a la repetición desagradable de sonidos iguales o semejantes: Por ejemplo, “El rubor abrasador de color causaba gran dolor”.
En la monotonía, el escritor incipiente suele abusar de emplear frecuentemente los mismos vocablos, lo que salta a la vista como una pobreza de vocabulario.
Las repeticiones, sobre todo en la prosa, no suelen dar al escrito una buena construcción. Lo contrario sucede en la poesía, donde en ocasiones suena muy bello recalcar con la repetición alguna bella frase o palabra. Así también pasa con las asonancias y consonancias, que si bien son fundamentales en el caso de la poesía con rima, en prosa debemos desecharlas ya que da la impresión de una mala construcción estética al querer imponer un ritmo diferente al texto.
La armonía, se refiere a que habrá de evitarse toda rudeza de sonido, tropiezo o disonancia marcada en lo que nos sea posible.
Ya teniendo en cuenta todo lo anterior, ahora pasemos a contemplar la composición literaria propiamente dicha; Esta, la entendemos como el arte de desarrollar un tema. El autor, al escribir, va componiendo. Y al componer, se esfuerza en escribir bien. Escribir bien, consiste, entre otras cosas, en colocar la palabra exacta en el sitio preciso.
Significa trabajar la palabra, la frase, la oración y el párrafo, de tal modo que lo dicho así, no pueda decirse de otra manera. Si las palabras empleadas las logramos hacer insustituibles, únicas, habremos obtenido un conjunto que se manifestará en el escrito, una página, un capítulo, o un libro, el cual tendrá un acabado tan perfecto, tan armónico, a semejanza de una sinfonía de pensamientos de imágenes y de sensaciones, lo que finalmente nos acercará a convertirnos en auténticos escritores.

RECOPILACIÓN DE DATOS:
Safo de la Cruz,
Maestra en Filosofía y Letras.
Enero de 2003.

LA INFORMACIÓN, LA NOTICIA
Y EL ARTÍCULO DE OPINIÓN

Ya conocemos las reglas principales de la redacción: Ahora haremos una introducción a otro capítulo muy interesante de la palabra escrita, que es la Técnica informativa y sus derivados. En este campo literario, el arte de escribir se circunscribe a reglas más fijas, pero siempre dentro de la naturalidad y sencillez que requiere el reportaje.
Dar parte de algo equivale a hacer un informe: Dar noticia de algo corresponde a informar. Sin embargo, periodísticamente hablando, escribir una noticia es relatar un hecho en la forma más concisa y directa posible.
La noticia de algo debe ser escueta, sin detalles: Es decir, el que lo escribe tratará de ir al “grano”, sin desviarse por derroteros complementarios. La intención es proporcionar un informe sencillo a los lectores, para que estos puedan estar bien informados en el poco tiempo que la vida moderna guarda para la lectura.
Para poder redactar un buen informe o noticia, podemos apegarnos a las siguientes preguntas: ¿ Quién? Haciendo referencia al sujeto de la información. ¿Qué?, El hecho en síntesis. ¿ Cómo? La manera en que sucedió el hecho, ¿ Dónde? Sitio exacto de lo ocurrido.¿ Cuándo? Indicando día, hora, mes.. La precisión de la fecha depende del hecho. Y por último ¿ Por qué? La causa, elemento fundamental de lo que ha pasado. Siguiendo estas simples indicaciones, cualquier persona podrá elaborar un informe, un artículo de alguna noticia de interés, que no debe confundirse con el artículo de opinión. Este consiste en un escrito, redactado siguiendo más o menos las reglas de la noticia o artículo informativo, pero teniendo como diferencia, que el autor deberá expresar en forma amena y entendible, su opinión u opiniones respecto al tema tratado.
Es muy frecuente este tipo de escritos en los periódicos, y en algunos hasta son famosos dado que la gente los busca leer por preferencia de algunos autores. Así habrá el que le guste el estilo irónico, a otros el directo, a otros más el rebuscado y por qué no, hasta el imaginativo, aunque este último no corresponde mucho al artículo de opinión que deberá cumplir con las características antes citadas.
Por último, existe también una pequeña diferencia en cuanto al Reportaje: Este consiste en un relato informativo, es decir, una información más o menos noticiosa, pero que requiere de una mayor libertad explosiva y de altos vuelos.
Aquí, el punto de vista del periodista y su modo de enfocar el asunto influyen en la concepción del trabajo. De todas maneras, aunque el reportaje tenga un poco de narración y otro poco de informe, no deberá hacerse como un relato propiamente dicho, tratándose de evitar el orden descendente de los hechos, técnica ampliamente utilizada en la narración pura.
Bien, hasta aquí hemos completado otro tema más sobre el arte de escribir, esperamos haya sido de mucha utilidad y los esperamos en el próximo número de marzo de Literana para continuar con estas maravillosas técnicas del arte de la literatura.

Recopilación:
Maestra en letras
Safo de la Cruz.
Febrero 2003

LA NARRACIÓN Y SU TÉCNICA
Qué es narrar y las Leyes de la Narración

¿ Porqué tenemos que aprender técnicas para escribir? ¿ Acaso no es verdad que el escritor, ese ser con un singular talento para la literatura, nace ya con un talento dado? El escritor, según una frase popular ya muy conocida, “nace y se hace” lo que significa que el talento no basta para escribir bien, o al revés, que la técnica no basta para escribir perfectamente.
Nunca nos cansaremos de afirmar que hay que leer para escribir bien, y tampoco dejaremos de recomendar leer a los grandes autores para tratar de imitar sus técnicas implícitas en la narración de sus obras.
Como este es un curso breve, nos enfocaremos primariamente a ver lo que es la narración y sus principales elementos: los tipos, el diálogo, la acción y el ambiente.

ESQUEMA DE LA NARRACIÓN

Narrar es contar una o varias acciones. La narración es a su vez, una escena compleja y un encadenamiento de escenas sucesivas. La narración es una descripción con vida interior, es decir, con el matiz de sentimientos que le da el autor a la historia que está contando.
Hay algunas leyes de la narración que mencionaremos a continuación:

1) LA UNIDAD y EL MOVIMIENTO. La unidad en la narración se refiere a centrar el interés de las ideas y de los hechos, para crear un punto de vista. El movimiento significa que la narración nunca es una situación fija, sino todo lo contrario. Es algo que se mueve y se desarrolla y se transforma según el interés del escritor para comunicar sus ideas al lector.

2) La ley de la Utilidad: El escritor buscará aquellos detalles útiles que le permitan expresar sus ideas y a esto se le conoce como INVENCIÓN O BÚSQUEDA DE IDEAS

También hay ciertas reglas que todo escritor debe observar al narrar:

a) ARRANCAR BIEN: EL buen comienzo es esencial en toda narración.
b) NO EXPLICAR DEMASIADO: Porque la narración no debe confundirse nunca con un escrito informativo ni con un comentario.
c) TERMINAR SIN TERMINAR ROTUNDAMENTE: Es decir, la buena narración no debe tener un final seco, definitivo, matemático, sino que deja las puertas abiertas siempre hacia la continuación del relato.

Bien, esto es todo por este mes, en la edición de abril estudiaremos los elementos de la narración como son TIPOS, ACCION y AMBIENTE, y habremos avanzado de esta manera, enormemente con respecto a nuestros inicios en el arte de redactar.

ATTE: Maestra en Letras Safo de la Cruz.
Marzo de 2003.

ELEMENTOS DE LA NARRACION:
TIPOS,ACCIÓN Y AMBIENTE

Todo buen relato se caracteriza por la exactitud en la pintura o descripción de los tipos, y un tipo será más interesante cuanto más se identifique con el común de los lectores; para esto, no es necesario que el personaje sea complicado o que posea características fuera de lo normal, sino que acuse una personalidad fuerte y atractiva. La representación eficaz de un tipo verdadero, hace que podamos suponer de él muchas cosas que no se nos cuentan. Al verdadero escritor el tipo se le impone, en cambio, el malo, deforma y falsea el tipo.

Los tipos viven, hablan, pero sobre todo, actúan. A esto se refiere la Acción en la narración: aquí, el escritor se vale de una herramienta fundamental, el diálogo, para ayudar a la acción descubriendo propósitos y ocultando otros. Para el desarrollo de la acción, habrá que tener en cuenta las premisas ya estudiadas con anterioridad al estudiar la composición literaria. La acción requiere de un cálculo de los siguientes elementos: exposición, nudo y desenlace. En toda narración o novela, es necesario que pase algo. El éxito de todo buen escritor reside en gran medida en su capacidad parea hacer de sus novelas, narraciones en donde siempre pasa algo interesante, lo cual capta al lector desde los inicios del manuscrito.

En cambio, existen escritores que hacen novelas conocidas como asépticas, las cuales contarán forzosamente con un reducido número de lectores exclusivos, ya que al común de la gente no les interesará. Es decir, la novela o relato sin acción, no es nada.
Por último, tenemos al ambiente, otro elemento básico de la narración, cuyo valor literario es indiscutible y fácilmente demostrable. En el aspecto humano, influye la fisiología, la sicología, la herencia, pero no hay que olvidar la influencia familiar, profesional y geográfica, en otras palabras, el ambiente en que nos movemos.
Dicho ambiente constituye un motivo, una condición que contribuye a moldear la sicología humana.

Para terminar con este apasionante tema, diremos que existen tres principales tipos de relato novelesco: el de acontecimiento, de personaje y el de espacio. La novela de acontecimiento es la forma más antigua del arte narrativo, y dentro de ella tenemos como representativas, a las novelas de amor, las de ciencia y las de terror.
La novela de personaje se distingue de la anterior, porque aquí se desarrolla en forma principal a un personaje. Tenemos como ejemplos el famoso Werther de Goethe y el incomparable Don Quijote o los Hermanos Karamazov.
En la novela de espacio, lo que importa es la exposición del mundo múltiple y abierto, como en La Comedia Humana de Balzac.
En realidad, estas divisiones tienen poco interés práctico, lo que verdaderamente debe interesar al lector, y por ende al escritor, es que el relato sea sincero y auténtico. Bien, hasta aquí hemos cumplido con una entrega más para el TALLER DE REDACCIÓN de la revista LITERANA.

Maestra en Letras Safo de la Cruz.
Abril de 2003.

ESTILOS EN LA NARRATIVA

El estilo, se dice que es original, cuando somos nosotros mismos. Hay diferentes estilos en narrativa, aunque éste debe ser, ante todo, claro y conciso. Hay otro estilo que es el llamado científico o demostrativo.
La tendencia de los últimos años ha sido la de escribir en un tono confuso, de manera desordenada y poco clara. Nada más ajeno al buen estilo. Ya que si no se es un genio literario, por lo menos hay que hacerse entender, como lo decía ya el escritor Anthony Hope. Y teniendo en cuenta la llamada “tradición oral”, un comentario al respecto: Si bien es cierto que escribimos para que se nos lea, no para que se nos escuche, siempre debemos tener en cuenta que en todo relato o narración, el lector es a su vez, un escucha.
La tendencia actual en la Narrativa, es enfrentar abierta y directamente. Al lector con su relato, sin recurrir a papeles, documentos ni narradores ficticios, todo lo cual dentro de la llamada narración enmarcada que ya pasó de moda.
Por último, en cuanto a la hipertrofia del estilo, es conveniente dominar la técnica narrativa, pero también es deseable tener la capacidad de imprimirle viveza al relato, y eso solo se logra con la fuerza de la imaginación.

Maestra en Letras Safo de la Cruz
Para la Redacción de Literana
Mayo 2003

ORÍGENES EN LA NARRATIVA

Remontándonos hasta los inicios de la Historia de la Literatura, nos percatamos de los registros que han quedado plasmados en diversos escritos antiguos de la Humanidad.
La narrativa surge de la mente y de la imaginación humana. El hombre, al descubrir la palabra escrita, ha procurado dar testimonio de sus sentimientos, y a su vez, ha narrado aquellos hechos de los que ha sido testigo o bien historias producto de su fantasía; de esta forma, por medio del lenguaje escrito, ha vertido su saber transmitiéndolo a sus semejantes.
Entre los libros más antiguos de los que se tiene noción, tenemos a los enmarcados dentro de la Literatura Egipcia, específicamente EL LIBRO DE LOS MUERTOS que es un texto en el cual se describe la suerte que aguarda a los difuntos y se recogen las fórmulas con las que éstos podrán combatir los espíritus malignos. Otras obras destacadas de esta civilización son “ La Historia del Campesino Elocuente” y “Las Aventuras de Sinuhe el egipcio”.
De considerarse entre las primeras civilizaciones que desarrollaron la palabra escrita, tenemos a los Imperios de Siria, Mesopotamia y Babilonia, que datan de los años 1950 A.C. Hay varias obras, pero sobre todo destacan El Poema de la Creación y la epopeya Gil games. Posteriormente, tenemos a la Literatura Hebrea, con El Cantar de los Cantares, extraordinaria obra llena de una exquisita belleza poética, y el Antiguo y el Nuevo Testamento, agrupaciones de textos que constituyen el principal libro de la religión cristiana.
La literatura Hindú, por su parte, tiene su aparición en el ámbito con los libros de los VEDAS, el MAHABHARATA y el RAMAYANA. En China, tenemos al notable escritor CONFUCIO, quien además de ser compilador de textos antiguos, escribió varios propios entre los que hay que mencionar LOS DIÁLOGOS, EL LIBRO DEL AMOR FILIAL y LA GRAN ENSEÑANZA. Otras literaturas que habrán de incluirse en los orígenes de la narrativa son la Japonesa, la cual es posterior a la China y floreció a fines del siglo VIII de nuestra era.
Son representativas La Colección de una Miríada de Hojas y el Libro de las Cosas Antiguas.
En Persia, hacia el siglo VII AC. Zaratustra elevó y espiritualizó la antigua religión, basándola en la lucha entre los espíritus del bien y el mal. Esta Doctrina está recogida en el “Avesta”( La Ley)
Los fabulosos orígenes de Persia y su historia hasta su conquista por los musulmanes, se cuenta en EL LIBRO DE LOS REYES, que es un poema de 60,000 versos compuestos en torno al año 100 DC.
Mucho después, en la época de Mahoma( S. VII DC.) Aparece en el ámbito de la cultura la literatura árabe, con su máximo exponente, El Corán. Otra obra maravillosa y un verdadero tesoro narrativo, lo constituyen los cuentos de Las Mil y Una Noches, algunos muy famosos, como el de Aladino y la Lámpara Maravillosa.
Al hablar de orígenes, tampoco podemos dejar de mencionar a la Literatura griega y a la romana. En Grecia tenemos las dos obras épicas monumentales, La ILIADA y la ODISEA de Horacio, y posteriormente las Bucólicas y las Geórgicas del poeta Virgilio. En cuanto al castellano, sus orígenes escritos datan del año 410 a 938 con el Poema del Mío Cid; después se escribió la famosa obra titulada Los Infantes de Lara, y posterior a ésta, textos compilados en el Mester de Clerecía y el Mester de Juglaría.
Hasta aquí hemos tratado de dar un panorama general de los orígenes tan vastos de la narrativa, y a pesar de saber que nos hemos quedado cortos, deseamos que esto constituya una introducción motivadora para que ustedes sigan leyendo y consultando sobre este apasionado tema.

Maestra en Letras Safo de la Cruz.
Para la redacción de Literana.
JUNIO 2003

TENDENCIAS ACTUALES EN LA NARRATIVA LATINOAMERICANA

Citando a Manuel Ugarte, en el prefacio del libro de Cuentistas Latinoamericanos, él nos habla acerca de la Patria: No es precisamente el barrio en que vivo o la casa en la que me alojo. Es mucho más que eso; es el conjunto de ideas, recuerdos, esperanzas de un grupo unido por las mismas costumbres y por la misma lengua, producto de las mismas revoluciones y con igualdad de sueños. América Latina, así unificada, constituye una hermandad en este vasto continente llamado AMERICA.
Evidentemente, se puede hablar de originalidad en la Narrativa latinoamericana. La ambientación, las costumbres, los paisajes, propios solamente de nuestro entorno, inserto en la Cultura Universal. Si bien es cierto que América tiene parte de sus orígenes en la tradición europea, a la cual pertenecemos por la cultura y el idioma, no podemos negar nuestra parte de herencia indígena, y sobre todo, la mestiza, lo que se refleja a la hora de hacer literatura.
Ha quedado atrás el Realismo, el Naturalismo y el Surrealismo, los cuales se desarrollaron a principios del siglo pasado. Poco después, el boom de la Literatura Hispanoamericana, se dio gracias al genio y talento de escritores de la talla de Gabriel García Márquez, José Luis Borges, Julio Cortazar y Mario Benedetti, quienes recrearon sus historias dentro de la llamada REALIDAD MAGICA, la cual se adentró ampliamente en el sentir de nuestras raíces por estar situada dentro de un contexto que había heredado la tradición de Leyendas y creencias antiguas. Pero se acabó esta tendencia y hubo un ligero retroceso o alto de la comunidad creadora, haciendo una breve reflexión: Después del realismo mágico ¿ Hacia dónde íbamos a encaminar nuestros pasos literarios? Hoy en día, en los albores del siglo XXI, se refleja como nunca un nuevo estilo en Narrativa.
Se trata de una compleja expresión, aunque depurada, psicológica y científica, que nos habla acerca de los tiempos que vivimos, inmersos en una alta tecnología, mediados en la informática de un mundo globalizado y acompañados de una intensa agitación social producto de inconformidades ante la evidente caída del sistema capitalista.
En suma, hay quienes la etiquetan de Ciencia Posible y Drama Social, que no se parece en nada a las anteriores corrientes que le han precedido, como son la ciencia-ficción y el llamado Realismo o Modernismo.
Esta nueva forma de escribir requiere de la investigación, del método científico y está dirigida a un amplio público mucho más culto, preparado para entender los neologismos utilizados por el autor, y comprendiendo las situaciones que sobrevienen gracias a la amplia información generada, día con día, en noticieros.
También resalta el perfil psicológico del personaje y se agrega un toque detectivesco a la acción, con estas partes, resulta de interés profundo la narración escrita, la cual se enfrenta a la terrible y desigual competencia de los programas por los medios masivos de comunicación como son la radio y la televisión.
En resumen, ya estamos viendo la luz. Y podríamos citar a mexicanos como Jorge Volpi y Xavier Velasco y otros autores españoles, los cuales están tiñendo las cuerdas de la nueva narrativa actual.

Maestra en Letras Safo De la Cruz
Para la Redacción de Literana
JULIO 2003.

RECURSOS LITERARIOS
La Imaginación

Imaginar, soñar, reproducir situaciones en nuestro interior sin necesidad de que sucedan. Esa es la magia del creador: Inspiración que brota para fabricar las historias que habrán de cautivar al público lector.
Dentro del proceso creador, se pueden distinguir tres fases, las cuales se determinan para fines didácticos en: concepción, incubación y realización.
En la primera parte, que es la de concebir una historia, es donde entra la imaginación. Esta puede surgir a partir de una idea. Por ejemplo; el campo, el cielo, flores, la vida en la ciudad, en el campo, las elecciones federales, la existencia de un tirano, los quince años de una princesa, etc.
Es tan variado, como la vida misma, y partiendo de ahí, como quien parte de una salida de carreras, el escritor va imaginando, es decir, construyendo dentro de sí mismo las situaciones donde se darán citas ambiente y personajes, los cuales se irán conformando a través de diálogos y descripciones que enmarcarán el desarrollo de la narración hasta llegar a la meta que es el texto escrito y conformado para su presentación.
LA INCUBACIÓN de la idea es el siguiente paso. Una vez concebida la historia, hay que incubarla, es decir, hay que desarrollarla, hacer que crezca bajo el calor de nuestra fantasía, hasta dejarla tal cual la queremos presentar.
Una vez logrado lo anterior, el creador pasa a la realización de su obra gestada, para esto tendrá que echar mano de otros recursos literarios muy conocidos y difundidos, y que no están de más recalcar, nos referimos a los apuntes o notas y a la creación de los escenarios y los personajes.

Los Apuntes y las Notas

Una vez con la idea en nuestras manos, es recomendable hacer anotaciones para que dicha idea no se nos escape por completo. Enumerar datos y consultar obras de otros autores también nos puede ser de gran ayuda. De hecho, todos los grandes escritores siempre tienen como modelo a otros que le precedieron, incluso a contemporáneos, y además suelen utilizar herramientas básicas como son los cuadernos y libros de gramática, los diccionarios generales y los enciclopédicos, así como también los de sinónimos y antónimos. Dicha disciplina permitirá encausar el escrito hacia donde nosotros deseamos, y a la vez, nos hará incluir datos de interés en el texto que estamos realizando. Cabe agregar que, todo profesional, y aún los aficionados de la escritura, deberán ser lo más exactos a la hora de citar fechas y situaciones históricas, fenómenos físicos o descubrimientos científicos. Lo anterior, además de darle más credibilidad al relato, lo hará más ameno y de suma utilidad para nuestros lectores.

La Creación de Escenarios y Personajes

Toda historia está enmarcada dentro de un escenario. Este no solamente se limita al espacio físico que constituye el ambiente, sino que también puede tratarse de un espacio interno, la psique. Por eso es tan importante describir el sitio donde estamos situando nuestra narración.

Puede ser: un campo, el mar, un país determinado o una época. El interior de una casa, en un restaurante, a bordo de un barco, en el fondo del océano, sobre el desierto, en la selva, viajando en avión, etc. Otros escenarios los constituyen estados de ánimo, como la tristeza, la alegría, la fatalidad, la indiferencia, etc. También, algunos autores ponen de escenario una idea o una causa, en donde se desarrolla la historia, o un lugar inexistente, es decir, inventado para la narración, como la Tierra de Nunca Jamás, o el País de las Maravillas, etc.

En cuanto a la creación de los personajes, es recomendable hacer un enlistado, con el nombre y las características de los mismos, para evitar confusiones. Posteriormente, se desarrollarán dentro de los escenarios previamente escogidos. Los personajes tienen que ser construidos cuidadosamente, desde su aspecto físico externo, sus ropas, sus actitudes, su carácter, hasta su interior. Lo anterior se logra a través de descripciones, diálogos, y meditaciones o reflexiones en torno al mismo.

Bien, hasta aquí hemos llegado al final del curso de redacción. Estamos seguros que después de haber estudiado y practicado todos los consejos que aquí te hemos dado, tú ya podrás considerarte un escritor en ciernes, y si no, por lo menos, una personita con la suficiente cultura para poder redactar con precisión y claridad.

HASTA MUY PRONTO

Y FELIZ REGRESO A CLASES.

Maestra en Letras Safo De la Cruz.
Para la Redacción de la Revista Literana
Julio-Agosto 2003.
Todos los Derechos Reservados.
México, D.F.

A continuación, daremos unos pasos sencillos para estudiar,
esperamos les sean de utilidad:

A) DÓNDE ESTUDIAR

1.- Utilice un lugar especial para el estudio.
2.- Tenga a mano todo lo que necesite para estudiar.
3.- Use iluminación suficiente y constante.
4.- Evite el exceso de relajación muscular.
5.- Estudie solo, excepto cuando necesite ayuda.

B) CUÁNDO ESTUDIAR

1.- Los materiales repasados inmediatamente antes de acostarse, son recordados mejor.
2.- Repase inmediatamente después de la clase, porque esto ayuda a consolidar el aprendizaje.
3.- Espacie los períodos dedicados al estudio, en vez de estudiar intervalos largos y continuos.
4.- Deje de estudiar cuando la atención divaga persistentemente.

C) CÓMO UTILIZAR MEJOR LOS LIBROS DE TEXTO

1.- No lea los textos como leería un periódico.
2.- Piense al leer: no memorice o ensaye simplemente.
3.- No es importante la frecuencia con que lea algo, lo importante es cómo lo lea.
4.- Si tiene dificultades para leer, comience a practicar, ¡pero ya!

D) CÓMO SACAR MÁS PROVECHO DE LAS LECCIONES

1.- Siéntese adelante, especialmente en las clases más grandes.
2.- Tome notas cuando sea necesario para comprender el material.
3.- Tome notas de todo lo que le parezca ridículo, o que esté en conflicto con sus creencias actuales.
4.- Registre por lo menos algunos detalles de la lección, así como “ la idea general”.
5.- Anote recordatorios de las preguntas que se le ocurran durante la clase.
6.- Repase diariamente las notas de la clase y no dude en pedir que se le aclaren aquellos conceptos que no estén claros para usted.

E) POSIBLES AYUDAS COMPLEMENTARIAS

1.- Algunas Sesiones con métodos especiales.
2.- Seguir al pie de la letra las instrucciones de un libro de texto, acompañándose del de trabajo.
3.- Pedir ayuda a un profesor o persona preparada.

F) CÓMO PREPARARSE PARA LOS EXÁMENES

1.- No intente “ atiborrarse” la noche antes del examen: es más eficiente “repasar” que tratar de leerlo todo de nuevo.
2.- Al repasar, trate de recordar los títulos y los subtítulos de los capítulos.
3.- Trate de recitar los detalles de cada subtítulo.
4.- Tenga presente lo que omite y vincule estos detalles a los datos que no omitió.
5.- Hágase preguntas de cada capítulo y conteste como si la prueba fuera un ensayo de examen.
6.- El sueño adecuado en la noche anterior a la prueba es de capital importancia.
7.- Espere confiadamente en que saldrá bien, y es muy probable que así sea, si ha seguido las sugerencias anteriores para estudiar.

RECOPILACIÓN DE DATOS:
MAESTRA EN LETRAS. DRA SAFO DE LA CRUZ.
Mayo 2004


«Back.